Irene Villa

Aquella niña… si, aquella niña cuya imagen resiste imborrable en la memoria de todos los que como yo ya tenemos algunos añitos. Aquella niña a la que luego hemos visto ir creciendo y luchando con una fuerza que me atrevo a pensar, no está al alcance de cualquiera, ya no es una niña. De hecho, el día que quedo con ella me encuentro ademas de a una guapísima mujer, con la sorpresa de verla embarazada y esperando ilusionada su primer bebé.
He quedado en su casa por la tarde y cuando llego la veo junto al coche en la puerta. Estan descargando unas bolsas, han llegado al mismo tiempo que yo y viene junto con su marido de hacer la compra doméstica.
-Hola Pepe, que tal? Este es Juan Pablo mi marido.
-Que tal Pepe?
-Hola chicos, encantadisimo de conoceos en persona.
Aprovecho que ellos están con la descarga, para hacer yo lo propio con mis útiles de fotografo y juntos nos dirigimos por el jardin hacia la entrada de la casa.  Una vez allí Irene se encarga de proponerme algún sitio donde descargar y montar mi equipo, y de ofrecerme amablemente algo fresquito. Como no necesito mucho espacio, decido montar en un rinconcito a la entrada del salón y allí preparo el mini plató. Ella desaparece un momento mientras yo me preparo y por allí veo pulular a Juan Pablo, pegado al teléfono negociando creo algún asunto de la agenda de Irene.
Yo he montado, como casi siempre  un fondo liso negro, pero al  poco vuelve Irene  y mientras charlamos antes de empezar, me sugiere que ella prefiere el blanco. No me lo pide, solo lo sugiere, pero entiendo que ella va a estar mas cómoda y tardo muy poco en cambiarlo y dar un poco mas de luz a la escena para rellenar y dar mas suavidad a todo, acorde con el blanco.
Juan Pablo aparece de nuevo, esta vez con una videocámara en la mano.
-Pepe, es que estoy grabandome durante todo el día para un documental que está preparando Mabel Lozano y que se titula “Madre”, me aclara Irene.
Con todo listo y mientras seguimos hablando un poco de todo, Irene se sienta en una de las sillas del salón que la he preparado delante. Yo empiezo mi trabajo disparando mi Hassel y dandole unas muy pequeñas instrucciones; disparo varias veces mientras ella me dedica una sutil sonrisa y  a la vez una intensa mirada que habla por si sola. CLICK !

8 comentarios
  1. Charo
    Charo Dice:

    Me encanta el retrato, me gusta mucho el efecto del fondo en blanco en esta foto, PERFECTA como siempre, sin duda es una suerte conocer a una mujer que es un ejemplo a seguir y guapisima, en eso estoy contigo sin duda.

  2. Gloria G.
    Gloria G. Dice:

    Preciosa Pepe, como todas, pero esta especialmente y creo que el fondo blanco ha sido todo un acierto, enohorabuena.

  3. Cristina Abadia
    Cristina Abadia Dice:

    Impresionante, esta foto me gusta especialmente, ya que, gracias a mi padre, tuvimos la oportunidad de conocerles, y que pedazo de mujer! Te felicito

Los comentarios están desactivados.