Listado de la etiqueta: fotografia de retrato

Eduardo Gomez

Llevo mucho tiempo queriendo hacer este retrato, ya que Edu me parece uno de los actores mas genuinos y peculiares del panorama nacional.
Hace poco he tenido la suerte de conocer a Paco San José, un gran tipo, con el que creo que voy fraguando una buena amistad. Gracias a él ha sido posible hacerle este retrato a Edu. Paco ha sido el que le ha convencido de que se dejara retratar, y no ha sido fácil, creo.
Me contaba Paco riendo, como al decirle por primera vez que yo quería una fotografía suya, Edu le contestó, pues que la coja de internet. Esto me hizo mucha gracia, pero al final le hizo comprender que lo que yo quería era otra cosa y por fin… hemos quedado para ello.
Hemos quedado en el Asador Donostiarra para comer juntos y sobre todo poder conocernos Edu y yo antes mejor que ponernos en frío con la sesión fotográfica.
Yo he llegado el primero, pero no tarda mucho en aparecer Paco. Pedimos una cerveza en la barra y después de un buen sorbo me confiesa que a ultima hora de anoche casi se va todo al garete, por no se que cabezoneria de Edu, que todavía no lo tenia claro.
LLega poco después que nosotros su hijo Hector, y casi enseguida Jessica y Edu. Pasamos todos al comedor y entre platos charlamos de todo un poco, lo que me da la oportunidad de observar a Edu y ganarme su confianza.
En un momento dado el maitre se acerca a Edu y le pide por favor si puede hacerse una foto con un cliente que se lo ha pedido. Yo me quedo totalmente alucinado cuando veo a Raphael Varane, defensa del Real Madrid, hacerse la foto con Edu en la mesa.
Despues de comer y con un ambiente ya muy amigable, pasamos a un salón aparte que el restaurante nos ha dejado para montar el plató y alli nos sirven el café mientras yo dedico unos minutos a preparar y montar el equipo.
-Todo listo Edu, tomate el café y empezamos
-Vale Pepe, pues vamos.
Ya le tengo frente a mi Hassel, le digo que mire al objetivo, que se deje llevar, que me vaya escuchando mientras le hablo y nada mas… Click!

Pablo-Carbonell__foto-pepe-castro

Pablo Carbonell

Otro de mis personajes de referencia de aquella “movida madrileña” es Pablo Carbonell. Recuerdo sus primeras apariciones en “La Bola de Cristal” junto a su entonces compañero de locuras, Pedro Reyes, y mas tarde, liderando aquel  gamberro y rompedor grupo de pop  «Los Toreros Muertos»
Desde entonces la mayor parte de su carrera ha estado centrada en la televisión participando y conduciendo algunos de los mejores programas de la parrilla. Como actor de teatro no le conocía, pero acabo de verle interpretar hace unos días en una obra de teatro divertidísima titulada «Sin paga, nadie paga».
He quedado con él en su casa de Madrid, muy cerca del rastro, un domingo. Después de varias vueltas por el barrio he sido incapaz de aparcar y viendo que me voy a retrasar un poco, decido llamarle.
-Espera Pepe, que yo tengo una plaza libre en el garaje del edificio. Bajo enseguida
-Pues menos mal, porque está imposible encontrar un hueco hoy.
Llega Pablo al poco y juntos bajamos al parking, aparcamos, descargo el equipo y desde allí subimos en un pequeño ascensor hasta el piso.
-Echa un vistazo y ponte donde quieras, me dice. Voy a poner un poco de música
Mientras empieza a sonar un disco de los “Taking Heads” veo en el salón un espacio perfecto para ir montando, delante de una pared vacía, junto a una estantería repleta de dvs. Allí puedo apoyar el fondo, montar un par de flashes y componer lo que va a ser el pequeño plató. Colocar el fondo?… donde esta el fondo?. No lo veo y ahora recuerdo que nos lo hemos dejado junto al coche al descargar en el garaje. Bajamos a comprobar, pero, tarde… ha desaparecido.
De vuelta en el piso, decido utilizar la pared directamente como fondo y allí termino de montar. Mientras, Pablo está en la cocina con algunos quehaceres y decidiendo que prepararse para comer (parece que la opción de abrir una lata de fabada va cobrando fuerza). Está de Rodriguez.
-Listo Pablo, cuando quieras empezamos.
-OK vamos allá
Lleva una barba blanca de varios días bien recortada, un jersey negro y detrás tengo una pared amarilla que va a ser blanca en la fotografía; creo que puedo sacarle partido a eso, así que le explico lo que pretendo.
Me siento frente a el y me centro en plano muy corto para darle énfasis a la mirada y la textura de esa barba. Divido la imagen en dos tercios para la pared blanca y uno para el jersey negro. Ahora no quiero nada mas que me mire, nada de poses. Pablo se acerca… Click!!

Makin-Of de la sesion de fotos

Pedro Reyes

Recuerdo la primera vez que vi en televisión a Pedro Reyes en aquel novedoso programa que fue La Bola de Cristal, donde junto a otro loco llamado Pablo Carbonell practicaban un humor realmente nuevo, extraño, absurdo y desquiciante. Desde entonces ha llovido y Pedro ha seguido dándole al humor marca de la casa y desarrollando otras facetas como actor, escritor e incluso director de cine.
Me ha costado trabajo encontrar el momento del año para venir a Valencia, pero ahora voy a aprovechar que he quedado con Pedro para descansar un par de días y de paso visitar allí a mi amigo Diego Fortea.
Con Pedro he quedado el ultimo día de mi visita a la ciudad en el hotel ACE Valencia, donde muy amablemente nos han cedido un espacio para poder trabajar en la sesión fotográfica.
Estoy sentado en el hall esperando a mi amigo Diego, cuando recibo la llamada de Pedro con un problemilla de ultima hora. ¡No puede venir hasta aquí!
No quiero marcharme sin este retrato así que rápidamente cambio mis planes, -vamos nosotros allí, le digo.
En cuanto llega Diego nos ponemos en marcha en dirección a una urbanización cercana a Valencia pero nada fácil de localizar. Hemos tenido que parar varias veces a preguntar y por fin tras unos pinchos de tortilla y algunas cañas, en un bar del camino, nos dan la pista buena.
Pedro nos recibe, de andar por casa, con un viejo y cómodo jersey de trabajo, se acaban de mudar y está todavía colocando y acoplando muebles. A mi me parece perfecto; me gusta retratar a la gente en su salsa.También nos saluda Lilo, un Boston Terrier que se acerca curioso a olisquearnos.
-Mira como estoy Pepe, me acabo de mudar y está todo… a ver donde te acoplas.
-No hay problema, ya verás.
Me ubico rápidamente, empiezo a preparar el fondo y la iluminación cuando llega a casa Gemma. Ella también es artista, enseguida hace migas con Diego y charlotean mientras yo hablando con Pedro termino de preparar el escenario.
Con todo listo, Pedro y yo nos ponemos a trabajar, Diego observa curioso, Gemma preparara algo de picoteo y Lilo nos espera a todos cerca de la bandeja.
Después de unos disparos, aparece una sonrisa y un brillo en los ojos que me recuerda al Pedro de los ochenta… Click!!

Christian Galvez

Talento, creo que es el adjetivo que mejor define a Christian Galvez. Lo demuestra, el que a pesar de su juventud tenga ya una extensa y diversa carrera como actor (cine, televisión y teatro), como escritor y como presentador de varios programas de televisión. Entre estos últimos, tiene el gran mérito de aguantar sobre su espalda y en primera linea de audiencia, si no me equivoco, casi 6 años del concurso Pasapalabra. Esto en los días que corren de feroz lucha por las cifras de audiencia, me parece casi milagroso.
Ademas de ese carisma tan dinámico y extrovertido con que habitualmente le vemos mientras trabaja como presentador, he podido en esta cita, descubrir en Christian a una persona serena, metódica y tremendamente ordenada. Me ha dejado también gratamente sorprendido su faceta de apasionado coleccionista y la de estudioso admirador de Leonardo Davinci, de la que me ha quedado la sensación de estar frente a una autoridad en el tema.
He visitado a Christian y Almudena en su casa, disfrutando esa tarde de su hospitalidad, de la simpática sonrisa de Almudena y de la cafetera de ambos con un fantástico café especialidad de la casa. He estado retratando a Almudena primero, y ahora, habiendo también accedido amablemente a mi demanda, Christian se sienta frente a los flashes en el lugar que le deja libre su mujer.
Antes durante la sesión con Almudena ya he tenido algún problema con el disparador, y ahora durante el tiempo que estoy con Christian, se está convirtiendo en un verdadero martirio. En tres de cada cuatro disparos no consigo hacer saltar los flashes; estoy perdiéndome algunas muy buenas tomas y es desesperante. Ademas no quiero ni debo cansar con mis problemas técnicos a mi anfitrión y ahora modelo. Ya sabeis lo que me gusta transmitir sensación de serenidad en muchos de mis retratos, y se me están escapando con gran pena muchos de estos buenos momentos. Christian, no obstante, se lo toma con calma, me anima y consuela con una próxima sesión si fuera necesario. Seguimos así entre tomas falsas durante algunos minutos hasta que la tecnología dice adiós y ya no es posible continuar.
Tendré que confiar en que entre las tomas que llevo haya una que transmita, pero hasta que llegue al estudio, descargue y revise no estaré tranquilo.
Hasta el dia después no he repasado los archivos. Con la primera sesión, la de Almudena… muy contento; Ahora repaso los ficheros de Christian y…
Parece que si, que tengo lo que busco. Una penetrante pero serena mirada directa al espectador. ClicK!!!

-Makin-of 

Carlos Sobera

Todos interpretamos a diario un personaje. Es algo muy sutil, algo que nos sale de manera natural cuando nos preguntan, cuando nos observan e incluso cuando nosotros mismos nos miramos frente a un espejo. Si! nos miramos y nos acomodamos para vernos… como nos gusta vernos, es nuestro personaje.
Pues bien; como siempre la excepción confirma la regla y ya he conocido algunas honrosas excepciones, como es el caso. Toda esa simpatía, todos esos gestos, toda esa espontaneidad que vemos en Carlos cuando está realizando su trabajo delante de las cámaras, no forman parte de un personaje previamente estudiado. No, ese es Carlos Sobera, tal cual.
Hemos tenido la oportunidad de comer juntos en Palé, el restaurante de nuestro común y buen amigo Cipri para relajarnos y conocernos antes de ponernos con las fotos y me ha hecho falta muy poco tiempo para darme cuenta de que iba a resultar una sesión fotográfica muy interesante.
En un apartado del restaurante después de comer, Rafa, mi ayudante, ha preparado el plató para que podamos liarnos cuanto antes. Asi que poco después de terminarnos un café nos trasladamos de sala.
Tengo a Carlos de pié delante de mi mientras termino de ajustar y medir la luz. Durante la comida hemos mantenido una conversación en la que me hablaba entre otras cosas de un inminente viaje por Sudamérica, y ahora retomo el asunto, ya que me habla de tomar cientos de fotografías para documentarlo, y eso me interesa mucho.
Mientras seguimos con la charla, empiezo a hacer alguna toma. Carlos me dedica su atención  y alguno de sus característicos y televisivos gestos. Me gusta cuando frunce el ceño de manera simpática por algo que le he dicho y es entonces cuando… ClicK!!

 

 

 

-Makin-of

Jose Coronado

Siempre me ha fascinado esta profesión. No, no me refiero a la mía, que por supuesto también, sino a la de actor. De hecho aunque solo sea por quitarme esa espinita no me importaría hacer alguna vez un cameo en una peli y ver como resulta. Desde luego no debe ser nada fácil ser actor, menos ser uno bueno y menos aun triunfar como tal. Quizás por eso siento tanta admiración cuando trato con alguno de ellos.
En España sobra decir que Jose Coronado es uno de los actores mas grandes que tenemos, y hoy… hoy voy a sentirme un poco como un director de cine, al tenerle delante del objetivo de mi Hassel.
Llevaba ya mucho tiempo detrás de esta cita tratando con Majós, su repre, pero no conseguiamos cuadrar una fecha, primero por el éxito y la promo de «No habrá paz para los Malvados» y luego por el rodaje de otra nueva película «El Cuerpo».
Al fin, después de mucho tiempo parece que lo hemos conseguido, Majós me ha llamado proponiendome una fecha.
-Creo que podemos hacerlo a final de año en casa de Jose, ahora estamos mas tranquilos, me dice Majós, aunque yo no podré estar ese día con vosotros.
-OK, por mi perfecto, le contesto.
Cuando llego días despues, al primero que conozco es a Lilo, un pequeño perrito que me olisquea curioso. Jose está frente al ordenador y enseguida se levanta para recibirme.
-Pues acoplate donde quieras, Pepe. Queréis tomar algo?
-Gracias Jose. Yo si puede ser, si que me tomo un cafetito
Elijo un espacio junto a un gran ventanal donde podemos montar sin tener que mover casi nada. Nos lleva unos 15 minutos tenerlo todo listo. Mientras tanto Jose sigue en el salón enfrascado frente al ordenador, así que le aviso de nuestra disposición.
-Yo ya lo tengo todo. Cuando quieras empezamos.
-Claro! vamos
He colocado un pub para que se siente en una posición mas baja que la de una silla, creo que va a dar un aire mas informal a la postura. Yo estoy frente a él terminando de ajustar los flashes mientras conversamos de todo y nada, y Lilo a un lado vigilante de que todo esté en orden.
Hago algunos disparos mientras seguimos charlando de muy buen rollo. Yo ya sabia del carácter y trato amable de Jose por referencias de su amigo Urbizu y ahora lo compruebo por mi mismo.
En un alarde de valentía, Lilo se mete en el pequeño plató y se acurruca entre los pies de de su amo que le hace un hueco, justo debajo de sus manos… ClicK!!

 

 

 

 

Makin-Of de la sesion de fotos

Alvaro de Luna

Hay algunos nombres que al escucharlos tienen en mi el efecto de una maquina del tiempo. Nombres a los que asocio alguno de los personajes que de niño conseguían que me sentase en el suelo delante del televisor, con los cinco sentidos alerta, para disfrutar de un nuevo episodio de la serie que tocara. Personajes hoy ya de larga trayectoria profesional y a los que cariñosamente enmarco en el capítulo de «mis entrañables».
Ha pasado mucho tiempo desde que Alvaro y sus compañeros, Sancho Gracia y Pepe Sancho, fueran los encargados de encandilarme con las serranas aventuras del bandolero Curro Jimenez. Que vueltas da la vida! quien me iba a decir  que años después otro de los héroes de mi niñez iba a estar un día a mi fotográfica disposición.
Alvaro de Luna me ha invitado a su casa, hoy va a posar para mi. Por el camino voy repasando mentalmente alguna de las escenas de aquella famosa serie y que anoche recordé después de buscar en la caja de Pandora de los vídeos (Youtube). Hay que ver! con la cantidad de retratos que llevo a cuestas y todavía me emociono cuando voy camino de hacer uno nuevo. Parezco un chiquillo… pero no me importa.
LLego a su casa y despues de llamar pego la oreja al telefonillo para oír su timbre de voz… me hace ilusión. Nadie contesta, lo intento de nuevo y tampoco recibo respuesta. Y si se le ha olvidado y no está en casa? Le llamo al móvil y ahora si.
-Si?
-Alvaro? Soy Pepe, estoy llamando a tu puerta, pero no hay nadie.
-Si, si estoy, ya bajo, perdona estaba estudiando en mi despacho y aquí no oigo nada.
Entramos a su salon a traves de la cocina. Un salon cálido y ordenado con algunos objetos que llaman mi atención entre los que destaco una colección de bastones o una pipa artesanal que reposa encima de una mesa de cristal.
-Busca el sitio que quieras Pepe, me dice.
Lo tengo claro, así que pongo a Rafa manos a la obra con el montaje y yo aprovecho unos preciosos minutos, imprescindibles para mi, para charlar con él sentados en el sofá. Allí consigo que me cuente cosas, que se exprese, que sonria, que me mire, en fin voy tomando algunas referencias para mi. Cuando le pregunto por la pipa que tengo delante me cuenta una curiosa historia que forma parte de sus cinematográficas memorias. Demasiado larga para ponerla aquí.
Rafa termina y siento a Alvaro delante de mi para terminar de ajustar la luz. Está muy tranquilo sentado en una mecedora mirandome y esperando mis indicaciones… Me coloco frente a él con mi cámara, encuadro, enfoco…
-Que quieres que haga, Pepe?
Su cara es muy expresiva, tiene mucha fuerza
-Nada, le digo. Ya lo has hecho. Click!

-Makin-of

Asuncion Balaguer

Detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer; o era al revés? No lo sé, pero en cualquier caso en esta ocasión el orden de los factores, desde luego, no altera nada el producto.
Asunción ha sido y es una gran mujer, una grandísima intérprete y ha estado sentimentalmente unida a otro de nuestros mas grandes iconos interpretativos, Paco Rabal: Mi Paco, como ella dice.
Yo no he tenido la suerte de llegar a conocerle personalmente, ya me hubiera gustado, ya.
He quedado con Asunción en su casa, en la sierra de Madrid. Hace frío hoy, mucho frío y al llegar incluso veo como unos tímidos copos de nieve se deshacen en el parabrisas de mi coche mientras aparco. Salgo, empiezo a descargar equipo junto a la puerta y llamo al timbre. Espero escuchar algún sonido de respuesta pero en vez de contestar Asuncion, que ya me estaba esperando, sale a recibirme y me invita a pasar.
-Pero mujer, como sales hasta aqui con el frio que hace y sin nada de abrigo?
-Me sonríe, me mira la cabeza y me dice. Pues tu Pepe, deberías ponerte una gorra. Mi Paco siempre llevaba una
-Si la tengo en el coche, pero… anda vamos para adentro y hablamos.
Entramos en la casa directos al salón donde respiro un ambiente que me gusta. Un bonito y viejo piano llama mi atención; era de mi madre me dice, le tengo mucho cariño, pero está desafinado. Lo compruebo, yo no sé tocar salvo unas notas, pero no me suenan…
Mientras Rafa vá preparandome el plató en el sitio que me ha parecido mas oportuno, yo aprovecho para hablar con Asunción y recorrer las paredes revisando algunos premios de reconocimiento a sus carreras. A mi Paco no le gustaba nada tenerlos a la vista, me dice, pero ahora he rescatado unos cuantos y los he puesto por aquí. Los repaso en silencio.
Cuando tengo todo listo se lo hago saber. Ya podemos empezar cuando ella esté lista.
-Estoy bien así, de negro? o me pongo otro suéter? Tengo uno mas clarito que me gusta mucho.
-Si te gusta, pontelo y empezamos.
Cojo una silla para ella y me pongo otra delante para mi, quiero estar cómodo y que ella se sienta igual
Sentada frente a mi sigue contestándome despacio a cualquier cosa que le pregunto, yo disfruto con ello y aprendo, siempre aprendo cosas.
Me mira… está jugando con el collar.
-Espera un momento Asuncion… Y la tengo… CLICK!!!

Makin-Of de la sesion de fotos