Inma Chacón

Salvo lo que he oído sobre ella y sobre Dulce, sobre la novela La Princesa India y también sobre que fue finalista del premio Planeta 2011, no conozco a Inma. Solo tengo su teléfono y las referencias de sus amigas Gracia y Sole que me invitan a conocerla de cerca, y como no, a retratarla.
Llamo, no recuerdo que día ni a que hora, pero recuerdo un acento que al principio confundo, una voz amable y un tono paciente que tras contarle en pocas palabras por que la llamo, me contesta, Claro! Pepe, cuando quieras.
He quedado con Inma para comer. Una de las cosas que mas me gusta de mi trabajo como retratista y de trabajar con personas, es precisamente la oportunidad de que me dediquen aunque solo sea una vez, un poco de tiempo en sus vidas y poder cruzar directa e íntimamente unas palabras con ellos.
Me encanta estudiar sus gestos, escucharles y después dejarles plasmados en mi galería de momentos como yo creo que son. Aunque a veces me equivoque.
Hablamos largo rato de su carrera, por que yo le pregunto sobre ello. Ella me habla con franqueza y con una perenne y leve sonrisa en los labios. Me habla de su familia, de su niñez, su padre el poeta tempranamente desaparecido, la fortaleza de su madre y de su querida y cómplice Dulce.
Con cada uno de mis personajes, aprendo algo nuevo, pero sobre todo aprendo a escuchar y lo apasionante que puede ser la historia de cualquier persona cuando te la cuentan, aunque condensada, con sentimiento y cariño.
Tenemos los dos sendas citas para un poco mas tarde, así que, preparo mi equipo al terminar de comer sin entretenerme todo lo que me gustaría en la sobremesa.
Le he preparado una silla frente a mi, ya con luz medida y listo para empezar. Inma se sienta y se apoya sobre el respaldo. Ahora mientras disparo mi cámara soy yo el que habla. Inma escucha y observa con curiosidad. En su gesto dibuja aun esa leve sonrisa… perenne desde que la conozco hace unas horas.
Y una mirada tan dulce, como el nombre de su querida hermana.
Click!!

1 comentario
  1. carmen piñeyro pueyo
    carmen piñeyro pueyo Dice:

    totalmente de acuerdo contigo,es dulce y entrañable escuchandola se te pasa el tiempo volando es una señora y sabe escuchary no digamos contar historias o vivencias a mi me apasiona.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *